Riversa se funda en 1976, en Marbella, como empresa especializada en venta de productos para el mantenimiento de zonas verdes. En 1979 firma el acuerdo de distribución exclusivo con la marca estadounidense Toro, fabricantes de maquinaria y sistemas de riego desde 1914. A lo largo de los siguientes años se crea una red de distribuidores de toda España para estos productos.

Al acuerdo inicial con Toro se han sumado posteriormente otros con Club Car (buggies para campos de golf y vehículos de trabajo electricos), Avant (minicargadoras) y Greenmech (biotrituradoras), todas ellas marcas de referencia en sus respectivos ámbitos de negocio. En el futuro planea ampliar su ámbito de acción a nuevos sectores, como la construcción o la maquinaria agrícola.

La empresa ha realizado dos cambios de oficinas desde que se instaló en Marbella en los años 70 hasta llegar en los años 90 a la actual, en las lomas del puerto Cabopino. Al mismo tiempo ha abierto varias delegaciones para atender a las necesidades específicas de cada zona (Madrid, Cataluña, Levante, Canarias y Portugal).

Riversa se carateriza por la selección exhaustiva de productos para su posterior distribución, por la introducción de estas marcas novedosas en el mercado español y por el servicio posventa que sumado a la atención al cliente hacen que sea uno de los referentes en este tipo de empresas.