EFICIENCIA

 

INCREÍBLE RATIO POTENCIA-PESO

A pesar de la ligereza y el tamaño de la Serie 200, su capacidad de elevación es notable, aproximadamente el 50% del peso de la máquina. La máquina es ágil y potente, viéndose sus características ampliadas cuando trabaje en su propio jardín y con las tareas más duras. Su bajo peso es una ventaja absoluta, lo que asegura movimientos suaves en superficies muy sensibles. Su dirección articulada hace a ésta máquina muy fácil de operar con ella y de aprender cómo hacerlo.

 

 

FÁCIL DE MANEJAR

Es muy sencillo aprender cómo trabajar con las minicargadoras articuladas Avant. El volante controla la máquina, y dos pedales hacen que avance o retrocede. Sus compactas dimensiones facilitan su conducción, porque desde el asiento del conductor se ve, en todo momento, tanto la maquina como el implemento con el que está trabajando. Sólo si no tiene una experiencia previa con máquinas de éste estilo (con volante), puede invertir unas pocas horas en aprender cómo trabajar con Avant.

 

 

VELOCIDAD

La velocidad de la AVANT 200 es 10 km/h, suficiente para trabajar en pequeñas zonas o en obras.